Radiogrupo Sur Grupo DX Radiogrupo Sur
     

Colonia del Sacramento

Colonia del Sacramento, es la capital del departamento de Colonia, en el suroeste de Uruguay. Está ubicada sobre el cabo que forman las puntas de San Pedro y Santa Rita en la ribera norte izquierda del Río de la Plata, a 177 kilómetros de Montevideo y frente a las costas de la capital argentina, Buenos Aires.

Su barrio histórico, fusión de estilos portugués, español y post-colonial fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1995, y comprende 12 hectáreas del extremo occidental de la ciudad.

EL FARO EL PUERTO MUSEOS
Colonia del Sacramento
Características
Características
Características
Características
Colonia del Sacramento, es la única ciudad fundada por los portugueses en el Río de la Plata, y fue desde el siglo XVII hasta principios del XIX escenario de las disputas territoriales entre España y Portugal, por lo que se convirtió en una de las plazas fortificadas más importantes de América.

La condición de ser disputada por ambos países, da a Colonia del Sacramento características arquitectónicas mixtas, conviviendo casas de piedra con tejados a dos y cuatro aguas al estilo portugués, y viviendas de ladrillo con techado en azotea de tipo español. Además, el trazado urbano es portugués, caracterizado por calles estrechas y en ángulo, debido a su condición de ciudad defensiva.

El casco viejo ocupa el extremo occidental de la Península de San Gabriel, presentando una elevación en su centro y agua rodeándolo por tres lados, así como murallas, foso, un puente fijo y uno levadizo, y los bastiones del Carmen, San Pedro, San Miguel, San Antonio y Santa Rita.

Son varios los lugares destacados de esta ciudad histórica, comenzando por la Puerta de la Ciudadela (ubicada frente a la actual Plaza de 1811), inaugurada en el año 1745 por el gobernador Antonio Pedro de Vasconcellos.

Luego, el primer sitio de interés es la calle de los Suspiros (antes llamada calle Ansina y luego Montevideo Chico -1927-), que evoca tiempos pasados. Esta calle angosta, pavimentada con piedras de una cuña y que presenta una canaleta central, luce en su derredor casas pegadas una al lado de la otra y una cálida vista al río.

En lo alto de la ciudad se halla el faro que alumbra la bahía, junto a las ruinas del convento de San Francisco, una de las edificaciones más antiguas de esta ciudad (hacia 1683-1704).

Otras construcciones destacadas que reflejan la arquitectura del lugar son la Casa Nacarello, construcción de piedra y estilo portugués que actualmente alberga el Museo Municipal y la Casa del Virrey, que presenta un conjunto en pie de muros, arcos de piedra, jambas y pavimentos de una antigua construcción.

Otro hermoso lugar de Colonia del Sacramento es el Bastión del Carmen, antigua fortificación de la época colonial y parte de la muralla defensiva de la ciudad.

Asimismo en esta ciudad se encuentra la Plaza de Toros, única en el país, inaugurada a principios de 1910. En la misma, se realizaron ocho corridas oficiales hasta ser prohibidas por el gobierno en 1912.

También se destaca el Puerto de Yates, desde el cual se puede apreciar la bahía de Colonia y la llegada de embarcaciones.

Para completar la descripción de este lugar, cabe agregar que se pueden visitar otras iglesias (como la parroquial, la más antigua de Uruguay) y museos que ofrecen muestras de la historia de esta ciudad.
Historia
Historia
Historia
Historia
La "Nova Colônia do Santíssimo Sacramento" fue el primer asentamiento europeo y la primera y más antigua ciudad en lo que hoy es territorio uruguayo, realizado en el año 1680 por el Maestre de Campo Manuel de Lobo del Reino de Portugal. Así, con el apoyo de los comerciantes de Río de Janeiro deseosos de consolidar sus negocios con la América española, a finales de 1679 la expedición de Manuel de Lobo, partía de Santos, alcanzando el Río de Plata en enero del siguiente año. Entre el 20 y el 28 ese mismo mes, las fuerzas portuguesas comenzaron el establecimiento de la Nova Colônia do Santíssimo Sacramento.

El territorio formaba parte de la Gobernación del Río de la Plata y se hallaba al oeste de la línea fijada por el Tratado de Tordesillas, pero ante las imprecisiones del tratado y de los métodos de medición de la época, los portugueses consideraban que la línea debía extenderse hacia el oeste del meridiano fijado por los españoles y en ese sentido solían incluir toda la Banda Oriental dentro de su reclamación.

Existían varias diferencias entre ambas coronas respecto a la línea del Tratado de Tordesillas:
    Portugal pretendía que las 370 leguas debían medirse desde la Isla de Santo Antão de Cabo Verde y España sostenía que debía ser de la isla de São Nicolau. Portugal sostenía un mapa de Juan Texeira, por el cual si la medición se hacía desde la isla San Nicolás, la línea debía pasar a 19 leguas al este de Colonia del Sacramento, pero si se hacía desde la isla San Antonio, como lo quería Portugal, debía pasar a 13 leguas al oeste de la colonia.

Expedición colonizadora

La expedición colonizadora partió de Río de Janeiro y estaba al mando del gobernador de la Capitanía de Río de Janeiro en el Brasil, maestre de campo Manuel Lobo. Éste había asumido la capitanía el 8 de octubre de 1678, se dirigió a Santos el 30 de octubre de 1679, en donde se ocupó de preparar la expedición, hasta que partió a principios de diciembre de ese año.

La flota se componía de dos navíos, dos bergantines y otros buques menores que transportaban 4 compañías con 400 soldados y artillería con la que pensaban defenderse por si la colonia era atacada por los indígenas. El 1 de enero arribaron a la desembocadura del río de la Plata y el 20 de enero ocuparon la isla San Gabriel, en las cercanías de Colonia. La expedición transportaba elementos de construcción, de labranza y 18 cañones para la plaza. El 25 de febrero Lobo escribió a la Cámara (cabildo) de São Paulo, pidiendo auxilios y víveres para mantener la Colonia.

El asentamiento se ubicó frente a Buenos Aires, en el territorio oriental al Río Uruguay que pretendían la Gobernación del Río de la Plata (perteneciente a España) durante la gobernación de José de Garro, así como el Reino de Portugal. Además de la finalidad militar, el establecimiento en Colonia atendía a los intereses del sector mercantil de la burguesía portuguesa interesada en recuperar el acceso al intercambio con Buenos Aires, legalmente protegido por el privilegio “de asiento”. La supresión del monopolio portugués del suministro de esclavos africanos en 1640, cortó la posibilidad de envío a la América española de productos brasileños como el azúcar, el tabaco y el algodón y de productos manufacturados europeos a cambio de plata peruana. Además, había mucho interés en establecer un marco fronterizo, que sirviera de meta para alcanzar por tierra el Río de la Plata. Colonia se convirtió en un dinámico centro de contrabando de Inglaterra y Portugal.

Reacción española

Enterado de la presencia portuguesa, el gobernador y capitán general del Río de la Plata, José de Garro, envió el 7 de febrero desde Buenos Aires la sumaca San José a la isla de San Gabriel, en la cual, hizo contacto con los portugueses, y a su regreso informó que estos habían asentado un establecimiento, aunque sin poder precisar el lugar.

Garro inició la movilización de tropas para desalojar a los portugueses. Pidió apoyo al virrey del Perú, convocó milicias locales, del Paraguay, del Tucumán e indígenas misioneros, y luego de varios meses de preparación armó un ejército de 480 soldados españoles puesto al mando del maestre de campo Antonio de Vera y Mujica. Las ciudades de Corrientes y de Santa Fe enviaron una compañía cada una y Tucumán lo hizo con cuatro. El superior de las misiones jesuitas del río Uruguay reunió en la Reducción de Yapeyú 3000 indígenas (1500 a caballo) y los despachó a Colonia del Sacramento.

Lobo pidió tropas de refuerzo para Colonia, pero la sumaca y el lanchón que las transportaban naufragaron en la boca del río de la Plata.

El 7 de agosto de 1680 las fuerzas españolas asaltaron Colonia. La plaza fue renombrada por los españoles llamándola Fuerte del Rosario, Lobo, hecho prisionero, fue trasladado a Buenos Aires, en donde murió el 7 de enero de 1683.

Devolución de Colonia a Portugal

Las protestas portuguesas dieron como resultado la firma del Tratado Provisional de Lisboa del 7 de mayo de 1681, que dispuso la devolución de la plaza a Portugal, junto con la artillería, armas y pertrechos y la desaprobación de la corona de la acción llevada a cabo por Garro, quien sería sancionado.

Se prohibía el comercio de la plaza con las colonias españolas circundantes y las reparaciones de las murallas sólo podían ser realizadas en tierra. La decisión final sobre la soberanía en el área sería hecha por una comisión mixta que debía reunirse en el término de dos meses y si no se llegaba a un acuerdo, se pediría al papa Inocencio XI que lo resolviera. El tratado fue ratificado por España el 25 de mayo de 1681 y por Portugal el 13 de junio del mismo año. Al no alcanzarse un acuerdo, la corona española envió un comisario a Roma, pero la portuguesa no lo hizo y el papa dejó pasar el plazo estipulado de un año.

El 12 de febrero de 1683 Herrera y Sotomayor, hizo entrega de Colonia al gobernador de Río de Janeiro, maestre de campo Francisco Naper. La colonia fue refundada por los portugueses en febrero de 1683, rebautizándola Nova Colonia do Santísimo Sacramento, dándole más extensión y solidez.

El 18 de junio de 1701 se firmó el Tratado de Lisboa que estipulaba que España cedería definitivamente a Portugal la Colonia del Sacramento, revocando el acuerdo hispano-portugués de 1681.

Por el tratado de Utrecht (1713) Colonia quedó en manos de Portugal. Bajo soberanía portuguesa la colonia se convirtió en un foco de contrabando portugués y británico hacia las posesiones españolas. El 22 de noviembre de 1723 el Maestre de Campo don Manuel de Freytas Fonseca (Portugal) fundó el fuerte de Montevidéu. El 22 de enero de 1724 los españoles de Buenos Aires desplazaron a los portugueses, de forma que en 1726 Felipe V encargó al gobernador de Buenos Aires, Bruno Mauricio de Zabala, la construcción y fortificación de Montevideo a fin de poder controlar el contrabando.

La recuperación española

El tratado de Madrid de 1750, estipulaba que España se quedara con la Colonia del Sacramento cediendo a cambio a Portugal las reducciones jesuíticas llamadas "Los Siete Pueblos de las Misiones" (en el actual Río Grande del Sur, Brasil). La entrada de España en la Guerra de los Siete Años (1762) interrumpió las conversaciones, pero Pedro de Cevallos ocupó de nuevo la colonia. No obstante, la guerra terminó con la firma del Tratado de París (1763), en el que se fijó el retorno de la disputada colonia a Portugal.

En 1777, Carlos III envía una segunda expedición al mando del mismo Cevallos, nombrado virrey del recientemente creado Virreinato del Río de la Plata, compuesta por más de 80 buques y 9000 hombres, entre ellos el regimiento de Saboya al mando del teniente coronel Antonio Olaguer Feliú, que ocupan definitivamente Colonia, conquista que fue refrendada mediante el tratado de San Ildefonso, firmado ese mismo año, por el que la frontera hispano-portuguesa se fijaba en el río Negro, quedando España en poder de la mitad sur del actual Uruguay. Cevallos fundó con portugueses de las Islas Azores la ciudad de San Carlos en Maldonado.

El 5 de marzo de 1807 los británicos le arrebataron Colonia al dominio español, fomentado la ideas independentistas (pacto Francisco Miranda - Pophan). Desde septiembre de 1807 José Gervasio Artigas ejerció internamente la comandancia de la ciudad. El 15 de febrero de 1811, Colonia se adhirió a las ideas independentistas de Francisco Miranda propagadas por Popham y el diario La Estrella del Sur, para sumarse a la revolución de Mayo. En 1813 Colonia formó parte de la Provincia Oriental.

Nuevo dominio luso-brasileño

En 1818, después 40 años, volvió a ser ocupada por Portugal durante la invasión Luso-Brasileña de 1816. El 2 de diciembre de 1828 quedó definitivamente bajo soberanía del Estado Oriental del Uruguay.


La fortificación
Fortificación
Fortificación
Fortificación
Fortificación La fundación de la Colonia del Sacramento, fue realizada como una importante plaza fortificada bajo el nombre de Colonia do Santíssimo por una expedición portuguesa entre el 20 y el 28 de enero de 1680,aprovechando la debilidad de España que por entonces en una zona que carecía de poblaciones.

La avanzada portuguesa al mando del Maestre de Campo Manuel de Lobo funda Colonia del Sacramento, básicamente como enclave militar el cual dentro de la historia de las fortificaciones del Río de la Plata, es el punto fuerte que ha soportado el mayor número de asedios sobre sus murallas (en los años 1680, 1704, 1735, 1762, 1777, 1807, 1811, 1816 y 1825 y entre 1839 a 1851).

El enclave y su entorno resultaba la puerta hacia la incesante búsqueda del acceso a los ríos interiores del Brasil y hacia la ruta comercial de Potosí, además de consolidarse como una sustancial base de operaciones logísticas en la ruta hacia el Estrecho de Magallanes.

Situada en la Banda Oriental, se ubica a 250 kilómetros de la entrada del estuario en la punta mas sur oeste del territorio, distando 50 kilómetros de Buenos Aires y controlando el acceso sobre los ríos Paraná y Uruguay.

El bastión se erige sobre una península rocosa conocida como Punta de San Gabriel frente a un grupo de Islas. Estas se escalonan paralelas a la costa y son, de Sur a Norte, la Isla grande de San Gabriel, la del Farallón, los islotes de los ingleses y los muleques, las Islas de Antonio López y las de Hornos.

La profundidad del río es escasa, presentándose frente a las costas colonienses grandes bancos de arena y peligrosas salientes rocosas, constituyendo un obstáculo importante para la navegación. La corriente de las aguas que naturalmente deberían de ser descendentes de norte a sur, presentan una particularidad, ya que reciben el caudal de los ríos Paraná y Uruguay, y del empuje de los vientos atlánticos, reconociéndose fuertes corrientes ascendentes y paralelas a la costa, dominando la línea noreste-sur oeste, llamado transverso.

Dentro de la bahía norte un murallón natural de piedras sumergido frente a las islas constituye un obstáculo natural para el acceso al puerto, el cual permite un estrecho canal de pasaje desde el sur, cercano a la costa por el conocido canal del norte, sobre el primer tercio sobre la Isla de San Gabriel y las Islas de López se comporta un estrecho pasaje hacia Buenos Aires, sobre el banco de los pescadores.

Puerta de la Ciudadela

Llamada también Puerta de Campo, esta ubicada frente a la actual plaza de 1811, y marca el lugar donde Artigas inicio su cruzada libertadora en ese mismo año. Se inauguró en 1745 en el periodo del gobernador portugués Vasconcellos. La puerta y el puente tendido sobre el foso, los pilares de piedra, el fuerte, los muros y pavimentos conforman un notable centro de interés histórico. Su puente levadizo era la única puerta de acceso que tenia Colonia. Sus bases de apoyo eran de piedra y cal, su piso de tablones fuertes unidos por gruesas vigas y una baranda. La descripción de la muralla podría resumirse así: tenía un sólido portón de piedra formado por dos pilastros fuertes y un frontón. Al ingresar por el pórtico había un corredor acodado que evitaba el cañonero hacia adentro y dos puertas contiguas, una de madera y la otra de reja, que daban una de ellas a un calabozo y la otra a la sala de guardia. Contigua a esta también estaba la sala del oficial.

Puerta de la Ciudadela Un techo subdividido que caía en forma de alero de la parte interior de la muralla, formaba los cuarteles. Sus paredes eran de piedra y el techo de rejas a un agua. Sobre la contramuralla había una rampa que servia para subir las piezas de artillería en caso de ataque. Los muros eran de piedra asentada en barro con mezcla de fajina y agregado de cal para darle mayor resistencia. Todo esto poco a poco se fue reforzando y se construyeron también los bastiones quedando la ciudad defendida de los ataques por tierra firme, con una muralla que iba de costa a costa, bordeada de foso seco de treinta metros de ancho y cuatro baluartes. La muralla fue destruida por orden del Presidente Gabriel Pereira, en 1859 a causa de su disfuncionalidad, favoreciendo así el crecimiento de la ciudad. También se dice que los vecinos presentaban sus quejas aduciendo que Colonia era escenario de luchas por el simple hecho de ser la única ciudad amurallada. La piedra derribada fue utilizada para rellenar el foso que recorría el muro.

Reconstruida después por Consejo de Restauración, en ella podemos ver fácilmente cuales son sus piedras originales, destacando que el escudo que presenta, es el Escudo de Armas de Portugal, que debajo de él, tiene la siguiente inscripción: "Reinando el Rei D. Joao V N. S. Anno 1745" siendo una copia del autentico, el cual fue llevado a Buenos Aires como trofeo de guerra, quedando hasta el presente, en el Museo Histórico Nacional de la Republica Argentina. Es de destacar la excelente labor de restauración de la muralla, llevada a cabo por el Consejo Ejecutivo Honorario de las Obras de Preservación y Reconstrucción de la Antigua Colonia del Sacramento, quienes inauguraron este monumento el 12 de octubre de 1971.

El Consejo, había trabajado durante mucho tiempo en búsqueda de la " Dovela", piedra que determinaría el arco inferior de la puerta de la Ciudadela. La misma fue encontrada a pocos metros de la puerta, y formaba parte del cordón de una acera que permanecía cubierta por la tierra. Fue considerado entonces el descubrimiento más valioso y decisivo al determinar la casi fidelidad del diseño de la reconstrucción de la Puerta de Campo donde la diferencia de la medida, llego apenas a un centímetro.

A pesar de años de guerras y agresiones la "Nova Colonia del Sacramento: ha permanecido suspendida en el tiempo, manteniendo inteligentemente reciclados su originales edificios de arquitectura luso-hispánica. La muralla que defendía el llamado Bastión de San Miguel, lugar donde los portugueses proyectaron un puesto militar cerrando la península con una línea defensiva de murallas que iba desde la costa norte a la sur, siendo este uno de los cuatro baluartes o bastiones. Desde esa altura se aprecia toda la ciudad antigua recostada sobre el río, y en días luminosos de Buenos Aires del otro lado del Plata.

Bastión del Carmen

El Bastión del Carmen

Llamado desde 1869 "Barraca de Harreguy" o "Barraca Norte", estaba situado exactamente en el sector norte del recinto amurallado. Aun se mantienen en pie restos de una antigua Fabrica de Cola, levantada por un empresario llamado Juan Irigaray, quien había solicitado una autorización al gobierno nacional para extraer gelatina de pescado y realizar carbonización de huesos, secado de maíz y otros cereales por medio de estufas así como también lavaderos de lana sucias para cueros lanares y otros. El gobierno dio su respuesta favorable a este proyecto exigiéndole que los productos gaseosos fueran expulsados por medio de una chimenea de una altura mínima de 35 metros sobre el nivel del suelo.

Más tarde la misma fue construida de 38 metros de altura. Dicha empresa se reforzaría con un muelle de madera y realizaría la importación de calderas a vapor y bateas industriales directamente desde Buenos Aires. Lo cierto es que poco después de otorgada la concesión, Irigaray se vio envuelto en un extenso litigio judicial con una firma Argentina, frente a lo cual, la justicia dictaminó en su contra y por ende la fabrica nunca llegó a producir. Hoy existe un teatro y centro cultural, y conserva una estructura muy clara y definida.


Los museos
Museos
Museos
Museos

Museo Casa de Nacarello

Construcción portuguesa de la primera mitad del Siglo XVIII con techo de tejas a dos aguas. Conserva originales las paredes de piedra y parte del piso.

Su visita nos transporta a lo cotidiano en tiempos de la colonia.

Las habitaciones nos muestran diferentes objetos de uso diario como mobiliario, cerámicas y utensilios de cocina.

Inaugurado en 1994.

Dirección: Calle Del Comercio 67.

Museo Portugués

Construcción portuguesa de la primera mitad del Siglo XVIII con techo a cuatro aguas de madera y tejas. Sus muros exteriores son de piedra y adobe. Sus paredes internas son tabiques realizados en una estructura de madera rellena con piedras, trozos de tejas y adobe.

Sus anexos nos muestran construcciones españolas de fines del Siglo XVIII sobre muros portugueses con techos planos “a la porteña”.

En su exhibición se destacan: el escudo original del Portón de Campo, mobiliario portugués, armamento, artesanías populares y reproducciones de cartografías del Siglo XVI y XVII.

Inaugurado en 1977.

Dirección: Calle Enríquez de la Peña 180-184.

Museo Municipal Dr. Bautista Rebuffo

Construcción portuguesa de la primera mitad del Siglo XVIII, modificada en el período español.

El techo fue sustituido por uno de azotea, al igual que su fachada, actualmente de estilo neoclásico.

Conocida como la Casa de los Secretarios por su función original, fue usada como vivienda posteriormente.

Es el primer museo creado en el año 1951, cuyos objetos tienen en común ser construidos, heredados, descubiertos o utilizados por antepasados de la propia comunidad.

A través del acervo, el museo ofrece a los visitantes una lectura de su entorno desde tiempos prehistóricos hasta nuestros días.

Inaugurado en 1951.

Dirección: Calle del Comercio 77.

Museo del Azulejo

Construcción portuguesa de la primera mitad del Siglo XVIII. Techo a dos aguas con tejas. Conserva originales sus paredes, un tirante y parte del piso. Muestra una colección de azulejos de origen español y francés usados en la arquitectura del Río de la Plata desde el siglo XIX.

Inaugurado en 1988.

Dirección: Calle Misiones de los Tapes 104 (Paseo de San Gabriel).

Museo Archivo Regional

Construcción portuguesa de la primera mitad del Siglo XVIII. Conserva paredes, parte del techo de tejas y algunos pisos originales. Conocida como Casa de Palacios. Reúne y conserva documentos referentes a la historia de la región de Colonia.

Inaugurado en 1971.

Dirección: Calle Misiones de los Tapes 115, entre del Comercio y Real (frente a Plazoleta Manuel de Lobo).


Museo Naval

El papel de "enclave marítimo" que signó a este punto es el hilo conductor del discurso de este Museo cuyo principal objetivo es representar esta determinante estratégica que dio origen a cruentas luchas por su dominio.

Inaugurado el 25 de Setiembre de 2009.

Dirección:Calle Enríquez de la Peña Esq. de San Francisco.

Galería de fotos: http://cw0f.cx.uy/?6#Naval


Los puertos
Puertos
Puertos
Puertos
Colonia del Sacramento en su bahía cuenta con tres muelles, uno de estos de 180 mts. de longitud con una profundidad de 15 pies, es usado para buques de ultramar.

El muelle Oeste es para buques de cabotaje, de 13 pies de profundidad.

Desde este puerto "comercial" operan diversas compañías de buques trasbordadores y alíscafos que cubren líneas de pasajeros y vehículos con Buenos Aires.

Los trasbordadores transportan, también, elevado número de camiones que conducen las mercaderías generales de exportación de ambos países, como así también ocasionalmente de terceros.

Cruzan el río también por este medio, ómnibus con excursiones turísticas.

Al Oeste del puerto y a 2 millas de la escollera de protección, se encuentra la isla más grande del área, denominada San Gabriel de 900 por 500 metros. Toda su proximidad alrededor es rocosa y de su extremo noroeste despide una restinga que aflora en su extremo y que tiene una longitud de 400 metros.

A 280 metros del extremo Sudeste de la isla se encuentra el bajo fondo "Rúby" que es de roca y tiene una profundidad de 3.80 metros.

También al oeste del puerto y a 3.6 millas del morro Oeste de la escollera se encuentra el islote "Farallón" que es pequeño, con 4 metros de altura. En la punta Sur se encuentra el faro construido en el año 1870. Tiene una altura focal de 26 metros siendo su característica 2 destellos de luz blanca cada 10 segundos con un alcance de 16 millas. Es una torre de mampostería y construcción al pie pintada de blanco con una cúpula a fajas radiales rojas y blancas. La isla es peñascosa rodeada de piedras. Al Sudeste salen hasta 400 metros y también despide un sector a 700 metros con rocas con profundidades de un metro y menores.

En tanto el puerto "deportivo" o de recreo se emplaza en la Punta Santa Rita, del lado Norte del cabo, hay un pequeño y se conoce como "Puerto Viejo".

En la época veraniega sus instalaciones se ven colmadas por unidades de bandera argentina.

Las profundidades son de 2.00 y 2.50 metros referidas al Cero local.